A medida que Evo se prepara para otros cinco años en el poder, se enfrenta a la realidad de que su país se está convirtiendo en un centro para el tráfico de drogas en Suramérica. ¿Podrá detener el arraigo del crimen organizado transnacional?

[td_block_big_grid_fl_3a post_ids=”7274,7272,7260,7262,7261″ el_class=”investigation-animado” tdc_css=””]