Transacciones financieras sospechosas en Chile suben un 33% desde 2012

Las autoridades de Chile han reportado un aumento del 33 por ciento en las transacciones financieras sospechosas, en el primer semestre de 2013, lo que sugiere que los grupos del crimen organizado están utilizando a Chile como una base para las operaciones de lavado de dinero.

La Unidad de Análisis Financiero del Ministerio de Hacienda (UAF) recibió 770 reportes de operaciones financieras sospechosas por parte del sector privado, entre enero y junio de 2013, lo que representa un aumento del 33,2 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2012, según InfoSur Hoy. De éstos, el 66 por ciento -505 casos- fueron reportados por los bancos o las empresas de transferencia de dinero, y 101 fueron remitidos posteriormente al Ministerio Público para ser investigados.

El Ministerio Público ha reportado 67 condenas por lavado de dinero desde 2007, con el 89 por ciento de esos casos relacionados con el tráfico de drogas. Según el director de la UAF, Mauricio Fernández: “el tráfico de drogas es, y seguirá siendo por algún tiempo, la mayor fuente de investigaciones y condenas por lavado de dinero”, informó InfoSur Hoy.

Asimismo, el gobierno confiscó aproximadamente US$6 millones y 43 propiedades de personas vinculadas al lavado de dinero entre 2007 y 2011. Según Fernández, la facilidad con la que las empresas se crean en Chile facilita el lavado de dinero, con 30.620 nuevas empresas registradas en los primeros cinco meses del año -un aumento del 40 por ciento en el mismo periodo de 2012-.

Análisis InSight Crime

La estabilidad y el crecimiento económico de Chile convierten al país en un lugar atractivo para las operaciones financieras de los grupos criminales. Según la exdirectora de la UAF Tamara Agnic, el lavado de dinero en Chile es atractivo porque los fondos procedentes del país no son vistos como sospechosos cuando entran a otros mercados.

VEA TAMBIÉN: Cobertura del lavado de dinero

Aunque no es tan importante como los principales mercados regionales de Argentina y Brasil, Chile tiene un mercado doméstico de drogas en crecimiento. El pequeño y relativamente rico país representa el 10 por ciento de toda la cocaína consumida en Latinoamérica y el Caribe, según la ONUDD. Chile también juega un papel menor como punto de transbordo de drogas que tienen como destino a Europa.

No obstante, mientras que el crecimiento del tráfico de drogas y lavado de dinero pueden causar preocupación para la longevidad del estatus de la nación, como el país más seguro de Latinoamérica, el hecho de que las autoridades chilenas tengan bajo control el alcance de las transacciones financieras dudosas, sean capaces de cuantificarlas y estén dispuestas a darlas a conocer, es un testimonio de que tiene una de las democracias más sanas de la región.

Bolivia destruye “narcopueblo” en la frontera con Chile

Las fuerzas de seguridad de Bolivia han descubierto y destruido un “narcopueblo” dedicado a la producción de cocaína cerca de la frontera con Chile, evidenciando el creciente mercado interno para la droga en este último país, así como su importancia como país de tránsito.

Oficiales de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico de Bolivia (FELCN) allanaron el pueblo de Iruni, a 240 kilómetros aproximadamente (150 millas) al oeste de la ciudad de Oruro, el 28 de septiembre y reportaron el hallazgo de evidencia sobre el procesamiento de cocaína en cada una de las 38 casas allí, informó La Prensa.

En la redada también se encontró una fábrica de procesamiento de cocaína que fue incendiada, pero no se hicieron arrestos ya que ninguno de los residentes estuvo presente durante la acción policial, informó El Deber. Según el diario, los niños del pueblo fueron entrenados como centinelas y alertaron a los pobladores de la inminente redada.

Como informó La Razón, las fuerzas de seguridad recuperaron 4,6 kilos de pasta de cocaína del pueblo. Las autoridades dijeron que la organización fue capaz de producir 1,5 kilos de cocaína al día y que las drogas eran enviadas a Chile.

Análisis de InSight Crime

Las comunidades fronterizas de Bolivia tienen un largo historial de participación en el contrabando y actividades ilegales, con 20 de ellas expuestas como centros de contrabando por el jefe de aduanas del país a principios de este año. Como uno de los países más pobres de la región, Bolivia limita con cinco países relativamente prósperos, por lo que el mercado negro prospera en las regiones fronterizas, a medida que las comunidades locales aprovechan las economías más fuertes y las fluctuaciones en las tasas de cambio.

La cantidad de cocaína que producía esta operación sugiere que estaba destinada para ser vendida en el mercado nacional, en lugar de ser exportada. Mientras que el mercado interno chileno de la cocaína es relativamente pequeño comparado con el de Brasil y Argentina, la prevalencia del consumo de cocaína entre la población chilena es en realidad más alta que en los otros dos países, según lo ha destacado la Organización de los Estados Americanos, en el Informe de 2011 sobre el Uso de Drogas en las Américas. Bolivia no sólo produce su propia cocaína, sino que también procesa y mueve drogas desde el vecino Perú.

Chile es también un país de tránsito para los cargamentos de cocaína procedentes no sólo de Bolivia, sino también de los otros países productores de coca: Perú y Colombia, hacia el norte. Chile cuenta con un sector exportador sano, y entre los bienes que se envían están el vino y el cobre. Un envío de cocaína de Colombia fue encontrado oculto en tubos de cobre la semana pasada en el aeropuerto de Santiago.

Ingenieros Chilenos Calculan Zonas Calientes del Crimen

0

Un centro de análisis apoyado por la Universidad de Chile está trabajando con las fuerzas de seguridad en el desarrollo de modelos matemáticos que promuevan formas más eficientes para combatir el crimen; un enfoque hacia el control del crimen que aún no ha sido adoptado ampliamente en toda Latinoamérica, pero que podría lograr resultados significativos.

El Centro de Análisis y Modelamiento en Seguridad (CEAMOS), activo desde 2007, se especializa en el desarrollo de modelos destinados a ayudar a la Policía Nacional de Chile y a su unidad de guardia penitenciaria, conocida como la Gendarmería, a desarrollar estrategias más efectivas de combate contra el crimen.

“No hay muchos matemáticos o ingenieros trabajando en temas de criminalidad,” dijo Fernando Ordoñez, ingeniero de CEAMOS, a InSight Crime. “Tiende a ser algo de lo que se ocupa la política pública, la antropología, la sociología, pero usted no ve una gran cantidad de ingenieros [en Chile] trabajando en el problema. En ese sentido, somos bastante únicos”.

El centro, formado por un equipo de 10 investigadores -la mayoría de ellos ingenieros y matemáticos–, desarrolló uno de estos modelos que mostró a la policía nacional, Carabineros, que hay una mejor manera de desplegar los recursos para combatir el crimen en Santiago, la capital chilena. Utilizando las estadísticas de Carabineros sobre el número y tipo de delito en ciertos barrios –así como los datos sobre la geografía de los barrios de la ciudad y los datos del censo– los investigadores de CEAMOS fueron capaces de cartografiar los “puntos calientes” del crimen en Santiago.

La actual estrategia de Carabineros, conocida como el Plan Cuadrantes, consiste en dividir a las grandes ciudades como Santiago en secciones más pequeñas supervisadas por patrullas policiales. El modelo CEAMOS mostró que hay mejores maneras de diseñar los “cuadrantes” con el fin de abordar las zonas propensas a la delincuencia de una manera más eficiente.

Como Ordoñez explicó a InSight Crime, los cuadrantes patrullados por agentes a menudo están diseñados en torno a distritos y carreteras vecinas. Pero, como el mismo Ordoñez señala, “el crimen no respeta estas fronteras. El hecho de que los cuadrantes tengan que seguir estas fronteras políticas y de vecindad, no tiene sentido.” A través de su modelo matemático, CEAMOS tiene como objetivo demostrar que los recursos policiales podrían utilizarse de una mejor manera si los cuadrantes no se emplean de tal manera.

Según el director de CEAMOS Raul Manasevich, actualmente no hay otros centros de investigación similares en Latinoamérica. Fuera de la región, las instituciones académicas más reconocidas por mezclar la criminología con modelos matemáticos son la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA) y el University College de Londres. Un modelo para predecir el crimen, desarrollado por la UCLA, fue capaz de demostrar cuáles de los puntos calientes del crimen de Los Ángeles tendrían más probabilidades de desaparecer, si eran fuertemente golpeados por la policía; y cuáles simplemente se desplazarían a otras partes de la ciudad. Los equipos de investigación de dos universidades españolas en Madrid también han hecho un trabajo similar.

No obstante, incluso en los países latinoamericanos gravemente afectados por los dramáticos aumentos del crimen y la violencia, el uso de modelos matemáticos para ayudar a la policía sigue siendo raro. En ese sentido, CEAMOS es algo así como un pionero en la región, con proyectos que aún podrían aplicarse en otros países que luchan por manejar la inseguridad.

El centro de investigación también ha trabajado con la guardia penitenciaria nacional, la Gendarmería de Chile, en el desarrollo de modelos que predicen cuáles reclusos tienen más probabilidades de convertirse en delincuentes reincidentes. CEAMOS también ayudó a diseñar un sistema más eficiente para la asignación y el seguimiento de los turnos de la guardia penitenciaria, ya que los guardias frecuentemente faltarían al trabajo o bien se verían obligados a trabajar varios turnos durante cortos períodos de tiempo.

Otro proyecto consistió en el análisis de las llamadas de emergencia a la policía, de las cuales, el 80 por ciento resultaron ser bromas. Los investigadores encontraron que más de la mitad de las personas que llamaron al número de emergencias 133 colgaron el teléfono antes de ser atendidos por la persona que toma la llamada, debido al gran tiempo de espera. Estos resultados fueron la base de las recomendaciones del investigador CEAMOS de que las autoridades deben hacer un mejor trabajo en canalizar las llamadas de no emergencia al número de información general, 139, con el fin de liberar las líneas telefónicas.

Análisis de InSight Crime

Aunque Chile sufre algunos de los mismos males de seguridad observados en otros países de Latinoamérica – tráfico de personas, pandillas callejeras y tráfico de drogas – sigue siendo uno de los países más seguros de la región. Sin embargo, el modelo del crimen practicado por CEAMOS podría aplicarse fácilmente a fenómenos delictivos en otros lugares. La policía en la capital de Colombia, Bogotá, sigue su propio Plan Cuadrantes, mientras que México ha aplicado un modelo similar para rastrear el crimen y los accidentes a lo largo de sus carreteras. Las autoridades de la segunda ciudad más grande de Colombia reportaron que el 70 por ciento de todas las llamadas de emergencia son de broma o llamadas caídas, mientras que la predicción de la reincidencia sigue siendo un desafío para los sistemas penitenciarios desde Centroamérica hasta Estados Unidos.

También existe la posibilidad de desarrollar modelos matemáticos que predicen cuáles zonas, a lo largo de una frontera nacional, son las más propensas al crimen o los cruces ilegales; investigación que podría tener implicaciones importantes para los países que luchan por imponer ambiciosos planes de seguridad fronteriza, como Brasil. CEAMOS está desarrollando una propuesta de este tipo para los Carabineros de Chile, la cual implica el diseño de un modelo que predice cuáles cruces fronterizos son los más susceptibles de ser utilizados por los migrantes indocumentados o contrabandistas.

La posibilidad de que los modelos matemáticos puedan ayudar a “predecir” el crimen tiene ecos de una novela de ciencia ficción. Pero como dice Ordoñez, estos modelos “no son una bala de plata” (una solución mágica e inmediata al problema).

“Si estos mismos modelos utilizan datos erróneos, van a producir malos resultados”, dijo.

Aumenta en 77% Incautaciones de Drogas en Chile

La reciente incautación de casi 26 kilos de marihuana eleva el total de incautaciones de drogas chilenas a más de ocho toneladas en el primer semestre de 2013, lo que representa un fuerte aumento respecto al mismo periodo del año anterior.

El 30 de junio, la unidad antinarcóticos de Carabineros -la policía nacional- incautó 25,7 kilos de marihuana en Calama, al norte de Chile, como resultado de una investigación que comenzó en abril. Durante la operación, arrestaron a un hombre sospechoso de liderar una organización dedicada al tráfico y distribución local de drogas. También incuataron dinero en efectivo, teléfonos celulares y diversos instrumentos utilizados para dividir la droga en porciones. La policía cree que el grupo movilizó las drogas hasta Chile a través de pasos fronterizos no autorizados, informó 24 Horas.

A raíz de la última incautación, los Carabineros han incautado 8.007 kilos de drogas ilegales este año, que según la prensa chilena representa un aumento del 77,4 por ciento respecto al mismo periodo de 2012. En mayo, Carabineros reportó un aumento similar del 74 por ciento para 2013 en comparación a los primeros cinco meses de 2012, aunque no proporcionó cifras.

Análisis de InSight Crime

Según cifras de Carabineros, la policía militar incautó casi 11 toneladas de drogas en 2012, lo que representa un aumento del 31 por ciento respecto al año anterior, y las cifras actuales indican que esto va a aumentar. El Informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR, por sus siglas en inglés) de 2013 del Departamento de Estado de Estados Unidos, puso el total de las incautaciones chilenas de cocaína, de enero a noviembre de 2012, en 10,19 toneladas; y el total de las incautaciones de marihuana para ese mismo periodo en 13,01 toneladas.

El aumento de las incautaciones es un indicio del creciente papel de Chile como un país de tránsito y destino de los cargamentos de droga. La policía boliviana anti-narcóticos afirmó en mayo que Chile ha superado a Argentina y Brasil -los principales países de destino de la región- como el principal destino de la cocaína traficada desde Bolivia a través de “mulas” en autobuses. Chile fue clasificado por el Informe Mundial sobre las Drogas de 2013 de la ONUDD como el décimo octavo “país más frecuentemente mencionado de procedencia” para los casos de incautaciones de cocaína (de base, sales y crack).

Como se señaló en el INCSR, Chile tiene fronteras “largas y porosas” con Argentina, Perú y Bolivia que plantean desafíos a los esfuerzos antidrogas, y el país es en sí mismo un importante productor de precursores químicos. La riqueza relativa del país también lo convierte en un mercado de consumo atractivo; Chile representa el 10 por ciento del consumo de cocaína en Latinoamérica y el Caribe, según la ONUDD.

‘Redes de Tráfico de Personas en Chile Usan Rutas entre Ecuador y Perú’

Las autoridades han revelado detalles sobre las nuevas tendencias relativas al tráfico de personas en Chile, a medida que la relativamente segura y fuerte economía del país conduce a los inmigrantes vulnerables hacia la explotación.

Desde la introducción de la legislación contra el tráfico de personas en 2011, las redes de tráfico han adoptado nuevas tácticas, según las autoridades citadas por el diario La Tercera.

Un análisis de la policía mostró que una de las principales rutas utilizadas para ingresar a las personas, es por el norte de Chile usando visas de turista. Las víctimas por lo general pasan por Ecuador, luego por la capital peruana, Lima, antes de entrar a Chile. Generalmente, las redes de tráfico cobran entre US$1.000 y US$3.000 por persona. El Subsecretario del Interior de Chile, Rodrigo Ubilla, dijo que casi todas las rutas pasan primero a través de Perú, incluso si las víctimas proceden de lugares como la República Dominicana y Haití.

Según Mauricio Fernández, el director de la unidad de lavado de dinero de Chile, la estabilidad económica de Chile hace que el país sea atractivo para los potenciales inmigrantes, que por su situación de vulnerabilidad, a menudo terminan como víctimas de los esquemas de tráfico de personas. Fernández dijo que, al igual que en otras redes de tráfico de personas en la región, se les paga a los “coyotes” por transportar a los inmigrantes ilegales. Los coyotes ubicados en Chile, normalmente? operan en los aeropuertos, así como en la región de la frontera norte.

Análisis de InSight Crime

Las redes de tráfico de personas en Latinoamérica involucran a un número significativo de víctimas que provienen de afuera del hemisferio occidental, incluyendo el Este de Asia, según el Informe Mundial sobre la Trata de Personas de las Naciones Unidas de 2012. El informe de La Tercera evidenció esta realidad, y señaló que los recientes casos de tráfico de personas en Chile han involucrado a inmigrantes paquistaníes y chinos. Las redes de tráfico de Asia del Este y Suramérica también han sido recientemente desmanteladas en Brasil y Ecuador.

No obstane, la mayoría del tráfico de personas en Latinoamérica es intrarregional. Por lo tanto, no es de extrañar que los flujos de tráfico más populares de Chile se muevan primero a través de Ecuador y Perú, ya que Ecuador es considerado como un atractivo país de tránsito, debido en parte a los laxos controles de inmigración, mientras que Perú también ha tenido dificultades para contener el problema.

Chile rara vez es considerado como un importante centro en el comercio, aunque el Departamento de Estado de Estados Unidos ha declarado que el país “no cumple plenamente con los estándares mínimos para la eliminación del tráfico”, aunque está haciendo “un esfuerzo importante” para cambiar esto.

La buena situación económica de Chile hace que la posibilidad de trabajar allí sea atractiva para las víctimas del tráfico, que generalmente son atraídas por falsos anuncios de puestos de trabajo bien remunerados en un nuevo país y son engañados a pagar altas tarifas a los traficantes, sólo para ser despojados de su libertad y documentos a la llegada.

Chile es el Destino para la Cocaína Boliviana Transportada por ‘Mulas’

Una serie de arrestos, de personas contrabandeando cocaína en sus estómagos para viajar en autobús desde Bolivia a Chile, ha llevado a las autoridades a afirmar que Chile es hoy el principal destino de las “mulas” narcotraficantes.

En lo que va del año, como resultado de 12 operaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico de Bolivia (FELCN) se han detenido a 29 personas a lo largo de la ruta que va desde Cochabamba, entre ellos mulas (portadores), reclutadores, proveedores y los que preparan las cápsulas para la ingestión, informó La Razón. Todos, menos uno de los detenidos – un colombiano encargado de convertir la cocaína a su forma líquida -, eran de nacionalidad boliviana.

15 mulas arrestadas eran pasajeros de autobuses dirigidos a Iquique, en el norte de Chile. Según la FELCN, a cada una de las mulas se les ofreció entre US$1.000 y US$1.200 por ingerir aproximadamente un kilo de cocaína; siendo estas mulas reclutadas entre los “pobres y necesitados”. Los responsables del envío y la recepción de las drogas eran familias con miembros viviendo en las dos ciudades, dijeron los fiscales.

Según la FELCN, Chile ha superado a Argentina y Brasil como el principal destino de las drogas que son contrabandeadas a través de este método.

Análisis de InSight Crime

Los informes de las operaciones de la FELCN plantean varias preguntas. El transporte de drogas ingeridas por autobús parece ser una técnica inusual dada la facilidad con que las mulas pueden llevar las mismas cantidades, relativamente pequeñas, a través de la frontera con sólo cruzar los puntos sin control en las fronteras – el sistema llamado “hormiga”, que es comúnmente utilizado para el tráfico de cocaína desde Bolivia hacia Argentina -.

No obstante, es cierto que Chile se está convirtiendo en un país de tránsito cada vez más importante para los narcotraficantes que venden cocaína en el mercado interno y aprovechan para mover cargamentos a otros destinos como Europa. En los casos de mulas que salen de Cochabamba, es más probable que las drogas estuvieran destinadas a la venta en Chile, debido a las cantidades relativamente pequeñas involucradas.

Chile Desmantela Operación de Clonación de Tarjetas Bancarias, 3 Colombianos son Arrestados

La policía investigativa de Chile ha detenido a tres colombianos, presuntamente dedicados a la clonación de tarjetas de crédito; una prueba más de los crecientes problemas de robo de identidad y crimen basado en la tecnología en la región. Policías del Departamento de Investigaciones Criminales de Carabineros (OS-9), detuvieron a tres ciudadanos colombianos en un banco de Santiago después de recibir información de los guardias de seguridad. Los sospechosos, al parecer, habían instalado un “skimmer” en un cajero automático del banco ese mismo día – este es un dispositivo que lee las bandas magnéticas o chips de las tarjetas bancarias para acceder a la información confidencial de la cuenta, lo que permite que la tarjeta sea luego duplicada-. Al momento de su detención, los sospechosos portaban tarjetas bancarias y “skimmers”, informó Terra. Luego del arresto, la policía registró las residencias de los sospechosos, donde encontraron 42 tarjetas bancarias, al menos 10 dispositivos “skimmers” listos para su distribución y equipo relacionado, incluyendo micro-cámaras junto con más de US$6.000 en efectivo. En base a la cantidad de elementos encontrados, la policía cree que el grupo era un importante distribuidor de skimmers para clonadores de tarjetas en Chile, donde las denuncias de fraude de tarjetas se triplicaron entre 2010 y 2012.

Análisis de InSight Crime

Los skimmers han sido, durante mucho tiempo, una herramienta popular para los criminales en todo el mundo. No obstante, este es sólo un ejemplo de la utilización de la tecnología con fines delictivos en Latinoamérica. El cibercrimen es también un sector en crecimiento y el “phishing” – la obtención ilegal de información personal en Internet – le cuesta a bancos latinoamericanos aproximadamente unos US$93 millones al año. Recientemente, México se ha convertido en un líder mundial del crimen cibernético, mientras que Brasil y Argentina también se han visto gravemente afectados por el problema. La tecnología usada para actividades criminales puede ser muy lucrativo y difícil de rastrear, lo que lo convierte en una opción atractiva para los criminales y, aunque hay poca evidencia de que se haya convertido en una importante fuente de ingresos a gran escala para los grupos criminales, ha habido informes del reclutamiento de hackers para operaciones de cibercrimen por parte de carteles de la droga mexicanos.

EFE: Gobierno Chileno Señala a FARC por Ataques

El ministro chileno de la Presidencia, Cristián Larroulet, aseguró que los grupos violentos que han perpetrado ataques en los últimos días en La Araucanía, foco del conflicto mapuche, y que causaron la muerte de dos personas, tienen “contactos con las FARC”. “Estamos en presencia de un grupo terrorista organizado, con métodos terroristas, con nexos internacionales que provienen con capacitación, con entrenamientos y con contactos con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)”, sostuvo. Lea más en La Razón