El Salvador acata los preceptos de seguridad de Giuliani

Durante su más reciente visita a Centroamérica, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani presentó un plan que le permitiría a El Salvador combatir la inseguridad y la delincuencia generalizadas. Sin embargo, en la región continúan las dudas acerca de la conveniencia y la aplicabilidad de sus recomendaciones.

El 4 de mayo de 2015, Giuliani participó en el Encuentro Nacional de Empresarios (ENADE), organizado por la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) de El Salvador. Durante su intervención, esbozó las recomendaciones de su consultora, Giuliani Security & Safety (GSS), informó La Prensa Gráfica.

Al parecer, el documento contiene 47 propuestas, las cuales se sustentan en tres principios básicos: aumentar el uso de la tecnología para prevenir y combatir la delincuencia, mejorar la coordinación entre las instituciones de seguridad y utilizar los recursos eficazmente.

Una de las recomendaciones consiste en crear un sistema similar a lo que se conoce como CompStat en Estados Unidos. Mediante este sistema, la ubicación y la naturaleza de los crímenes se consignan en una base de datos que está a disposición de la policía, la cual puede entonces hacer un seguimiento a las tendencias criminales en un área dada y responder en consecuencia.

Otro punto clave es mejorar la manera como se recopila y usa la evidencia científica en los procesos penales. Esto implica aumentar el número de cámaras de seguridad, con el fin de reducir la participación de testigos, quienes a menudo son reacios a declarar por temor a que se vea afectada su seguridad personal.

Giuliani dijo que los altos niveles de violencia en El Salvador no son “imposibles de reducir”. Y aclaró que ninguna de sus recomendaciones sería efectiva sin una verdadera voluntad política por parte del gobierno para erradicar la corrupción y reducir la criminalidad.

En el mencionado encuentro, el presidente de ANEP, Jorge Daboub, presentó el documento de GSS al presidente Salvador Sánchez Cerén, quien expresó su beneplácito con el mismo y aseguró que su gobierno está trabajando para combatir el crimen. El presidente Sánchez Cerén anunció que su gobierno pronto comenzará a implementar dos nuevas leyes, una de las cuales consiste en la reinserción de pandilleros a la sociedad.

Análisis de InSight Crime

Las propuestas de Giuliani para mejorar la seguridad y atacar el crimen en El Salvador se producen en un momento en el que la violencia en el país va en aumento, tras el colapso de una tregua entre las dos pandillas principales del país, la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18. En abril de 2015 hubo un promedio de 14 homicidios por día, número que aumentó a 15 en los cuatro primeros días de mayo.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de El Salvador

Como respuesta a esta situación, el gobierno salvadoreño ha estado buscando aplicar medidas para combatir la creciente inestabilidad. El presidente Sánchez Cerén anunció recientemente la conformación de cuatro nuevos batallones para combatir la delincuencia. El gobierno además propuso su primera ley de rehabilitación para los pandilleros.

Queda por ver si el gobierno salvadoreño integrará las propuestas de Giuliani en sus políticas de seguridad —y la manera como lo hará—. No obstante, como InSight Crime lo ha señalado, existen dudas sobre la aplicabilidad de las recomendaciones de seguridad de Giuliani en Centroamérica.

Las recomendaciones de Giuliani se basan en su experiencia como alcalde de la ciudad de Nueva York y acuden a la dudosa teoría de “las ventanas rotas”, que ha sido criticada porque puede alentar tácticas policiales de mano dura.

De hecho, las declaraciones de Giuliani según las cuales las pandillas de El Salvador “tienen que ser aniquiladas”, y su recomendación de que los delincuentes deben recibir “penas extraordinarias”, recuerdan las políticas de “mano dura” en Centroamérica. Sin embargo, la evidencia sugiere que dichas políticas han sido en realidad contraproducentes para la reducción de la delincuencia.