Honduras vuelve a descubrir cultivo de coca en región estratégica para el crimen organizado

Las autoridades de Honduras localizaron un nuevo plantío de coca recientemente en una de las zonas más permeadas por el crimen organizado en esa región, lo cual indica que los grupos criminales podrían estar experimentando con la posibilidad de producir droga en un país que tradicionalmente ha sido de tránsito.

La Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) de Honduras informó el 9 de abril que, con el apoyo de la Policía Militar, se habían localizado alrededor de 14 hectáreas de plantas de coca en la comunidad Los Tamales, en la frontera del departamento oriental de Olancho con el de Colón.

Las autoridades informaron que también se había desmantelado un laboratorio artesanal para la elaboración de pasta base de coca y aclararon que tuvieron una confusión con respeco al tamaño de los sembradíos, pues en principio se anunció que era más grande.

Un vocero de la Policía Militar dijo que la comunidad de Los Tamales es una zona de difícil acceso, ya que se encuentra dentro de una reserva forestal, reportó El Heraldo, Además, indicó que había indicios de que la zona ya se había utilizado antes para el cultivo de coca.

Con respecto al caso de esta semana, La Prensa informó que los cultivos pertenecían a grupos colombianos, quienes estarían “probando […] para ver si se dan las condiciones de cultivar la coca en Honduras”.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Honduras

Este es el segundo cultivo de coca que se encuentra en el departamento de Olancho. El primer caso ocurrió a finales de abril el año pasado, cuando se localizaron aproximadamente ocho hectáreas. En ese entonces, las autoridades lo consideraron como un “experimento” de los grupos criminales.

En los departamentos de Copán, Comayagua y Yoro también se han encontrado plantas de coca, aunque a menor escala. El cultivo encontrado esta semana parecer ser el más grande que se ha registrado en Honduras hasta ahora.

Análisis de InSight Crime

Honduras tradicionalmente ha sido un país de tránsito de drogas por lo que la localización de cultivos de coca lleva a preguntarse si la dinámica de narcotráfico en el país está evolucionando. Sin embargo, por ahora parece que los grupos criminales solo están experimentando con estos cultivos.

Por un lado, no es estratégico para un grupo criminal tener una plantación tan grande como la que fue encontrada en Olancho, ya que si ésta llega a ser destruida por las autoridades, las pérdidas serían considerables. En Colombia, por ejemplo, InSight Crime ha identificado en sus investigaciones de campo que varios productores ahora prefieren atomizar los cultivos de coca, los cuales generalmente no pasan de tres hectáreas.

Por otro lado, los laboratorios de procesamiento de la hoja de coca que se han desmantelado en Honduras, incluyendo el que se encontró cerca a los cultivos de Olancho, no pasan de ser artesanales, por lo que aún es pronto para determinar si la producción de droga en el país ha evolucionado a gran escala.

No obstante, no es coincidencia que los dos cultivos más extensos hayan sido encontrados en Olancho y que estos posibles experimentos se estén llevando a cabo en la zona. Este departamento tradicionalmente ha sido un territorio estratégico para el narcotráfico, ya que está situado sobre el corredor hacia México.